Entrevista a BigHat

Decidido a compartir sus innumerables conocimientos en el mundo vitivinícola, Big Hat nos cuenta parte de su historia personal y cómo se ha ido fascinando con esta bebida.

Un guiador que sin ostentaciones, nos regala generosamente lo que sabe. No se siente ni un precursor, ni un adelantado, y se define sólo como una persona que busca divertirse haciendo lo que más le gusta en la vida: disfrutar todo la magia y el esplendor del vino.

Cuéntanos de ti, ¿quién eres?

Soy un apasionado del mundo del vino. Llevo casi la mitad de mi vida en esto y quiero invitarlos a compartir mi experiencia para que juntos descubramos lugares, nuevos vinos, cómo disfrutarlos y compartir con nuevos amigos.

¿Por qué sabes de vino?

Yo soy enólogo y por más de 20 años he estado ligado a la industria vitivinícola. Aprendí desde la plantación de la parra hasta los proceso productivos más elaborados.

Tuve que estudiar, indagar, aprender a hacer vino, embotellarlo, venderlo. Por mi trabajo he tenido que viajar mucho, así he conocido otras culturas y visiones respecto a este brebaje.

Me siento afortunado de haber podido compartir o relacionarme con distribuidores, chefs, periodistas y consumidores de muchos países.

¿Eres un referente en esta materia?

Yo no pretendo dictar cátedra. He tenido el privilegio de poder conocer este mundo en profundidad, he internalizado esa información y hoy quiero compartirla.

No sólo como enólogo sino más bien como un guiador. Quiero ayudar a quienes deseen hacerlo a conocer un mundo maravilloso que me fascina.

¿Por qué te llamas Big Hat?

Big Hat nació hace varios años cuando trabajábamos con un grupo de importadores ingleses que buscaban un vino diferente, más amigable y que mostrara las virtudes de este parte del mundo.

Me pidieron que les fabricara un vino que reuniera esas características, cuando llegó la hora de ponerle nombre pensaron inicialmente en utilizar el mío, pero éste era impronunciable en inglés.

Luego empezamos a bromear, después de algunas copas de vino se fijaron en mi sobrero y me bautizaron como Big Hat.

Mi sombrero ha sido mi compañero inseparable desde que estoy en el mundo del vino. Hoy es una parte inseparable de mí.

¿Qué opinas de los vinos españoles?

Los vinos de España son muy apreciados en cualquier parte del mundo debido a la gran calidad que tienen. Esto es debido a que viven su cultura del vino que han tenido durante siglos.

Para ellos es un patrimonio nacional que lo miman hasta la saciedad. Con la era de internet el vino español puede ser comprado en cualquier parte del mundo y eso también ha hecho su gran expansión internacional sea un éxito.

¿Podemos preguntarte nuestras dudas sobre el vino?

Por supuesto, la idea es que generemos un canal de comunicación para todos quienes se declaren enamorados del vino.

Estoy dispuesto, en la medida que me sea factible, a aclarar todas sus consultas en esta materia y también a recibir sus aportes y comentarios.

¿Qué descorchadores nos recomiendas?

Cuesta imaginarse la numerosa cantidad de descorchadores que podemos encontrar en el mercado. Hay de distintos tipos, formas, tamaños y precios.

En general, casi todos los modelos actuales coinciden en el uso de una mecha simple que debe ser introducida en el corcho, para después simplemente tirar de ella para sacarlo.

Los descorchadores más cómodos, utilizan además algún tipo de mecanismo de apoyo para facilitar la extracción.

Sumiller chileno

A continuación revisaremos algunos de los tipos más funcionales y eficientes.

Tipo abrelatas: Es el más común y fácil de encontrar en cualquier casa, pero su mecha delgada lo transforma en un verdadero “terrorista” de los corchos, porque los destruye e impide una fácil extracción.

Tipo doble palanca: A veces la mecha es muy gruesa y daña el corcho, sin embargo, es económico y de uso muy extendido.

Tipo Screwpull: Son eficaces y sencillos de utilizar, su mecha es de buena calidad, no obstante, su elevado costo lo hacen poco asequibles.

Tipo Gitano: Es ideal para descorchar vinos de guarda a través de sus delicadas láminas. La maniobra requiere cuidado y experiencia. Es muy elegante, pero no es fácil de encontrar.

Tipo Sommelier: Es el más eficiente de todos y a un precio razonable. Tiene una mecha firme que se inserta con facilidad en el corcho sin romperlo. Hay de uno y dos impulsos, que permite sacar el tapón en dos fases.

¿Cómo destapar una botella de vino?

Abrir una botella de vino es una acción sencilla que si se lleva a cabo con delicadeza mejora la experiencia de beber y compartir un buen vino.

La botella se pone en posición vertical, se debe mover lo menos posible para evitar que algún tipo de sedimento pueda enturbiar el vino.

Extraemos la cápsula pero sólo cortamos el borde de la cápsula por debajo del gollete, haciendo la circunferencia completa, la levantamos y accedemos al corcho de la botella.

Insertamos un descorchador y realizamos  suaves movimientos circulares insertamos poco a poco la mecha en el corcho de la botella, sin traspasarlo, consiguiendo así la máxima sujeción pero evitando que caigan al vino partículas de corcho roto.

Hacemos una ligera presión con la botella sobre la mesa y tiramos del descorchador hacia arriba cuidadosamente y con firmeza.

Por último darte las gracias por esta entrevista tan entrañable que nos has brindado.

Dinos tus últimas palabras para cerrar la entrevista

En primer lugar os doy la gracias por  hacer una entrevista cómoda, sencilla y con ganas de conocer este maravilloso mundo.

Hasta la próxima…